Produjo vacuna de Moderna anticuerpos en Adultos Mayores

Vía Reforma

NEW YORK, USA., agosto 26 de 2020.- La biotecnológica Moderna presentó nuevos datos de seguridad que muestran la primera evidencia de que su vacuna de COVID-19 estimuló una respuesta inmune contra el coronavirus en adultos mayores.

En la fase 1 de pruebas, la vacuna prototipo de Moderna produjo «altos niveles» de anticuerpos neutralizadores en adultos mayores, dijo la compañía en un comunicado.

La farmacéutica probó su candidata a vacuna en 10 adultos de entre 56 y 70 años y en otros 10 mayores de 71 años.

Los anticuerpos que se generaron en personas de estos grupos de edad eran comparables con los vistos en adultos jóvenes, agregó Moderna.

Explicó que cada participante recibió dos dosis de 100 microgramos de la vacuna con 28 días de diferencia y que los participantes produjeron anticuerpos neutralizantes, que los investigadores creen necesarios para desarrollar inmunidad al virus, así como células T asesinas, también necesarias.

Detalló además que los anticuerpos que produjeron los voluntarios fueron más altos que los observados en pacientes que se han recuperado de la enfermedad.

Respecto a los posibles efectos secundarios, algunos participantes relataron haber sufrido fatiga, dolores de cabeza, escalofríos o molestias tras la inyección, si bien la mayor parte de los síntomas desaparecieron tras solo dos días.

Estos resultados, que fueron presentados ante los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), todavía no se han publicado en ninguna revista científica revisada por pares.

Previamente, la compañía publicó datos del mismo ensayo que mostraban que la vacuna producía anticuerpos neutralizantes contra el coronavirus en adultos más jóvenes.

La activación de anticuerpos neutralizantes en pacientes mayores es importante, ya que estas personas son algunos de los más gravemente afectados por el Covid-19.

La vacuna de Moderna ahora está en un gran ensayo en etapa final en Estados Unidos, que prevé probarla en 30 mil personas, y es posible que se tengan resultados a fines del otoño.

La vacuna experimental de Moderna contiene material genético llamado ARN mensajero, o ARNm, que los científicos esperan que provoque que el sistema inmunológico luche contra el virus.

Hace dos días, la Comisión Europea anunció la finalización de las conversaciones preliminares con Moderna para adquirir al menos 80 millones de dosis de su futura vacuna una vez se haya demostrado su efectividad.

Por otro lado, a principios de este mes la firma biotecnológica también llegó a un acuerdo con el Gobierno de Estados Unidos para proporcionar 100 millones de dosis a cambio de mil 500 millones de dólares, con una opción a comprar 400 millones de dosis adicionales.