«Chamaquea» Jorge Lomelí a morenos de El Marqués, se perfila para ganar candidaturas para su familia y grupo cercano

Por Valentín Ruíz

EL MARQUÉS, QRO., 15 de febrero de 2021.- No cabe duda que Jorge Lomelí Noriega, -eterno aspirante a la alcaldía marquesina-, ha dado muestras de control al interior de Morena en este municipio y ya teje fino en lo que sería la próxima elección.

El malogrado candidato de 2018 Jorge Lomelí, -quien por cierto se rodeó de activos de Morena como Ana Laura Vallarino y Alberto Chong-, ha podido fortalecer tres frentes importantes que darán frutos en 2021 en El Marqués, para eso trabaja su «equipo»:

Primeramente, su fiel escudera desde el 2017 Ana Laura Villarino, quien comanda una fracción importante de militancia de cepa, sobre todo los más incrédulos que desde la pasada elección desdeñaron la imposición de Lomelí.

El segundo frente lo capitanea Alberto Pérez Chong quien coordina a su grupo más leal con becas de la Secretaría de Bienestar, lo cual le garantiza la movilidad territorial de los servidores de la nación, desde ahí mismo se maneja la estrategia legal, al mantener la representación jurídica de Morena El Marqués a través de Almudena Ramírez.

Y el tercer frente es directamente en torno a su esposa y actual regidora plurinominal, desde donde opera la gestión, algunos favores y su grupo más cercano, donde nacen las estrategias para las tres pistas. Se nota la experiencia de Lomelí Noriega.

Así que las famosas encuestas para medir a los ‘suspirantes’ marquesinos de Morena, apuntarán sin error hacia donde más convenga a sus intereses, ya que sin importar quien salga favorecido él gana y además logra unir todas las hordas morenistas en torno a su proyecto político, nadie lo supera en Morena, nadie.

Todas las posiciones privilegiadas como la regiduría plurinominal quedará en manos del mismo personaje, transfiriendo la de su esposa Estela Ayala a su hija Erika Lomelí, quien también cobra en nóminas prianistas desde tiempos de Mario Calzada, ¿y para los morenos? Nada, todo será para Jorge Lomelí.

Se nota que después de una vergonzosa campaña en el 2018, donde salió muy por debajo de los contendientes a la añorada alcaldía, y en aquella contienda los reclamos morenistas por la imposición del mismo Jorge Lomelí le generó grandes fracturas que no tuvo tiempo de sanar, parece que esa derrota lo hizo replantear su estrategia.

Como buen político aprendió de las grandes derrotas y hoy afina con tino su planteamiento para nuevamente controlar Morena en cualquier modalidad, en todas ganará Jorge Lomelí. Pero ¿Y sus orígenes?