ORGULLO QUERETANO: Actrices protagonistas de la exitosa película «Noche de Fuego»

Por Francisco Bonet

QUERÉTARO, QRO., noviembre 23 de 2021.- Todo un Orgullo para el Estado de Querétaro y el País es la implacable actuación de seis niñas y adolescentes queretanas en el reciente, exitoso y aclamado filme mexicano «Noche de Fuego», dirigido por la Directora Tatiana Huezo y que tuvo como escenario principal la hermosa comunidad de Neblinas de Guadalupe, municipio de Landa de Matamoros.

Giselle Barrera Sánchez de Tolimán, Alejandra Camacho Olguín de Pinal de Amoles y Ana Cristina Ordóñez González de Amealco, participaron en el largometraje que ya está teniendo repercusiones positivas en festivales internacionales, actuaciones a las que se suman pequeñas que interpretaron su infancia.

La película mexicana ya fue nominada a los Premios “Oscar” como Mejor Película Extranjera, además.

En varias de las escenas de «Noche de Fuego» las sombras son un enemigo; la mayoría de los grandes terrores ocurren en la oscuridad, a mitad de la noche, en medio de gritos, en medio de un México azotado por desapariciones, asesinatos y brutalidad.

El filme de Tatiana Huezo es un observador distante, también es una rarísima percepción sobre el miedo convertido en un personaje a la periferia, pero «Noche de Fuego» es mucho más que sus perturbadoras escenas sobre la violencia, es también una reflexión brillante y bien construida sobre cómo la incertidumbre afecta a la cultura y a la sociedad; la vida en medio de la posibilidad de morir y matar.

«Noche de Fuego» es también un análisis frío y casi quirúrgico de las consecuencias invisibles de la violencia sistemática, la supervivencia se convierte en un acto casi desesperado y también en parte de lo cotidiano. Uno de los puntos más altos de «Noche de Fuego» es su capacidad para narrar una vivencia abstracta y confusa. ¿Cómo es crecer en un país en el que con toda probabilidad debas enfrentar la muerte temprana? Más allá de eso, se concentra en las mujeres, víctimas inmediatas de una circunstancias que abarca desde el marco legal hasta la idiosincrasia mexicana y esa visión, por momentos espeluznante y de sufrimiento puro es lo que sostiene lo más denso del argumento.

Todo desde el punto de vista de tres niñas que enfrentan a un País despiadado y hostil. «Noche de Fuego» es inquietante en su poder metafórico, es de especial importancia trasladar esa cualidad persistente de la inocencia a un terreno más amplio, también convertirlo en una forma de dialogar con los tramos más oscuros, deprimentes y sangrientos de la producción.

«Noche de Fuego» contempla lo que ocurre en un pequeño pueblo de las montañas como un espacio insular, uno que además evade una explicación sencilla: ¿Cómo contar el miedo arraigado que se lleva de generación en generación?: Tatiana Huezo lo intenta desde la compasión, pero a la vez deja claro que la situación de la violencia en México es un desgarro profundo al tejido de la historia.

Así que prende Netflix y no pierdas oportunidad de ver esta excelente película llena de grandes actuaciones, formato, fotografía, narrativa, trama y demás.