El 1 de octubre regresaría la paz, aseguraba Pancho, 12 días después continúa acusando al gobierno de Calzada

No llegan los resultados del gobernador en tema de seguridad

Estamos haciendo todo y rápido para recuperar la paz, afirma el gobernador

Por ENTÉRATE

Octubre 12, 2015.- “Todo lo que suceda hasta el 30 de septiembre es responsabilidad del gobierno que dejó Jorge López Portillo”, “desde el 1 de octubre daré resultados”, fueron dos de las frases emblemáticas que el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, manifestó antes de tomar protesta en el encargo, 12 días después, asegura que los homicidios y actos de violencia que se han registrado en el estado en estas casi dos semanas, continúan siendo culpa de la anterior administración estatal.

Y es que este lunes en rueda de prensa, ofrecida a los medios de comunicación, Domínguez Servién al ser cuestionado respecto a los últimos casos de inseguridad registrados en diversos municipios de Querétaro, respondió: “Quiero dejarlo claro, es como nos dejaron el estado, nosotros tenemos una semana, todos estos actos que ustedes se refirieron son actos que nos dejaron el Gobierno del Estado pasado, hubo una falta de autoridad”.

Sin embargo el pasado 15 de septiembre, el Jefe del Ejecutivo en Querétaro, al preguntarle respecto de los hechos de violencia registrados durante los primeros días de ese mes, aseguró: “Hable con el gobernador López Portillo y le dije que todo lo que suceda hasta el 30 de septiembre es su responsabilidad, la responsabilidad es de este Gobierno, que no aflojen, que no se distraigan. Su responsabilidad con los queretanos termina el 30 de septiembre a las 11:59 de la noche. No quiero que me dejen problemas y menos con ese tipo de situaciones de delincuencia”.

Sumada a la anterior declaración, el 22 de septiembre pasado, Pancho Domínguez recalcó “La semana que entra ya el jueves (1 de octubre) desde las 00:00 horas tomaré el control de la seguridad para brindarles la tranquilidad que los queretanos aclaman, y yo no quiero que me dejen (las actuales autoridades estatales) ahora si como le llaman: caliente el asunto de la inseguridad en Querétaro y sobre todo en la capital, no se vale. Y yo daré resultados desde el 1 de octubre”.

Con estas declaraciones del gobernador de extracción panista, podemos ver que sus discursos en materia de inseguridad, en los hechos –por lo menos hasta este día- se contradicen y la culpa continua siendo del pasado Gobierno del Estado.

FUENTE: