Propone Diputado Ricardo Astudillo inversiones tripartitas para el uso y el cuidado del agua en el Estado

Por Francisco Bonet

QUERÉTARO, QRO., octubre 11 de 2021.- Según el Diputado Local por el Verde, Ricardo Astudillo Suárez, existe la problemática en el Estado de Querétaro al encontrase la entidad en estado de emergencia por el estrés hídrico actual, pues el 60 por ciento de los mantos acuíferos se encuentran sobreexplotados, así como el agua superficial no es suficiente para la demanda que existe en cuanto a cantidad y calidad necesarias.

Los dos acuíferos con mayor nivel de desgaste se encuentran en los valles de Querétaro y San Juan del Río y los retos existentes en torno al manejo del agua están correlacionados con el aumento creciente de la demanda, originalmente principalmente por el crecimiento poblacional y el desarrollo económico actual.

Las propuestas de Astudillo Suárez son asegurar la disponibilidad del vital líquido; conservación y mantenimiento de infraestructura hídrica; reutilización del agua; construcción de plantas tratadoras de aguas residuales; conservación de zonas de recargas; retención de aguas superficiales; infiltración en los mantos acuíferos y minimizar riesgo de inundaciones.

«¿Cómo lo vamos a lograr?, pues etiquetando los ingresos que se obtengan por el consumo de agua potable, 1 peso por cada metro cúbico de lo que el contribuyente tribute y un tanto similar aportado por el presupuesto de Gobierno del Estado a partir del Ejercicio Fiscal 2022», explicó el Legislador del Verde Ecologista.

Finalmente, Ricardo Astudillo expuso que también con apoyo del Gobierno Federal y de cada municipio, se hace una aportación tripartita, con lo que se generaría una bolsa mensual para la creación, conservación y el mantenimiento de la infraestructura hidráulica que necesite el Estado, apostando a reutilizar y tener mayor disponibilidad mediante lo más importante, que es su tratamiento, rehabilitando y construyendo plantas tratadoras desde el «Banco del Agua» que doten del servicio a las colonias y comunidades de la entidad, así como la conservación de zonas de recarga, bordos, presas, cuencas y, con ello, lograr retener las aguas superficiales que minimicen los riesgos de inundaciones a la población y ayuden a la infiltración de los mantos acuíferos.