Lo obligaron a arrodillarse y otorgar perdón al Grupo Xcaret

Vía Irving Pineda

CDMX, abril 01 de 2021.- “TUVE QUE ARRODILLARME… SUPLICAR HASTA EL LLANTO PARA QUE FUNCIONARIOS DE LA FISCALÍA DE LA JUSTICAI DE QUINTANA ROO ME ENTREGARAN EL CUERPO DE MI HIJO. LO HICIERON, LUEGO DE PRESIONARME PARA OTROGAR EL ‘PERDÓN’ LEGAL A GRUPO XCARET, PORQUE DE LO CONTRARIO ADVIRTIERON QUE LO TENDRÍA HASTA DENTRO DE 15 DIAS”.

Así narró el doctor Miguel Ángel Lugo Calvo, la pesadilla que ha vivido tras la muerte de su hijo Leonardo, de 13 años, después de ser arrastrado por la corriente y quedar atorado en un succionador de basura del Parque Xenses, en Playa del Carmen.

Los hechos ocurrieron el pasado 27 de marzo cuando por “error” de mantenimiento una tapa del sistema quedó abierta en la atracción acuática Riolajante, lo que hundió al menor de edad en el momento que nadaba, así como a su padre.

El doctor logró salir e intentó salvar a Leo con respiración boca a boca, esfuerzo infructuoso porque perdió la vida en el hospital privado Amerimed.

Al dolor por el fallecimiento de su hijo, se suma lo que familiares consideran una revictimización, presiones y denegación de justicia por parte de autoridades de la fiscalía de Quintana Roo que encabeza Óscar Montes de Oca.

Este jueves la Fiscalía General de Justicia Quintana Roo emitió un comunicado para dar a conocer que no ha podido realizar la necropsia del niño porque el padre solicitó la dispensa de la misma y mencionó en este mismo párrafo de su documento que fue él mismo el que “otorgó el perdón legal” a Grupo Xcaret, propietario del Parque Xenses.

Sin embargo, Miguel Ángel dijo en entrevista con www.irvingpineda.com que el perdón lo concedió bajo presión de las autoridades y de representantes jurídicos del parque.

“El vicefiscal Villarreal (José Carlos) solicitó que yo otorgara el perdón a Grupo Xcaret; autoridades de la fiscalía me dijeron que era requisito para que me entregaran el cuerpo de mi hijo, que de lo contrario tardarían hasta 15 días en dármelo. Yo les dije no me hagan eso, se los suplico».

“El Ministerio Público tampoco quería tomar mi declaración pese a que es mi derecho para que se haga justicia en la investigación, ni siquiera querían abrir la indagatoria por homicidio. Después de seis horas en la fiscalía, me arrodillé ante la abogada, y entre llanto supliqué que me entregaran a Leo, presionado firmé el perdón, entonces la licenciada África accedió a tomar mi declaratoria de hechos e iniciar los trámites de entrega”

A su vez, Grupo Xcaret lamentó la muerte del menor e indicó que en más de 30 años de operación de sus parques temáticos que han sido visitados por 45 millones de personas, nunca se había suscitado un acontecimiento de esta gravedad.

La empresa sostuvo que su investigación concluyó que el accidente se debió a “un error humano al realizar arreglos no autorizados en la zona”, por lo que colabora con las autoridades “para esclarecer cualquier responsabilidad” y reiteró que sigue atenta a las necesidades de la familia.

La Fiscalía General de Justicia Quintana Roo, por su parte, manifestó que la carpeta de investigación “aún está en trámite” para determinar si hay culpables que deban ser sancionados por comisión u omisión.

Aunque hasta el momento no hay detenidos ni se han fincado cargos contra empleados ni directivos del parque, la fiscalía afirmó que en esta investigación por el delito de homicidio culposo “no habrá privilegios para ningún grupo o persona que pretenda omitir la responsabilidad que por ley corresponda”.

Miguel Ángel Calvo Lugo aclaró que no pretende una “indemnización” tras el fallecimiento de Leonardo. “Sólo quiero que se haga justicia y evitar otro incidente similar, un dolor a otra familia, dolor que nadie es capaz de explicar”.